domingo, 11 de mayo de 2008

producción - reproducción

(László Moholy-Nagy "Between Heaven and Earth I", c. 1925, photoplastic)


"La constitución del ser humano se basa en la síntesis de todos sus sitemas funcionales; es decir, que el ser humano de cada época alcanza su mayor plenitud cuando los sistemas funcionales que le conforman se perfeccionan y llegan intencionalmente hasta el límite de sus capacidades.

El arte es el agente de este perfeccionamiento, y ésta es una de sus tareas más importantes, ya que todo el complejo de acciones depende del perfeccionamiento del sistema funcional. De la perfección del órgano perseptivo depende, en efecto, la eficacia de sus intentos por establecer y aplicar a los sistemas funcionales relaciones nuevas y fecundas entre los fenómenos conocidos -de tipo óptico, acústico y en relación con otros órganos- o todavía por conocer. Forma parate de la condición humana el hecho de que los sistemas funcionales nunca lleguen a agotarse, y que después de cada sensación nueva aspire a captar más impresiones. En esto radica el origen de la permanente necesidad de experimentar nuevas formas de creacón. Desde este enfoque, la obras sólo aportan algo si son capaces de establecer relaciones que hasta ese momento eran desconocidas. En otras palabras, lo que afirmamos con esto es que la reproducción -repetición de relaciones ya existentes-, desde la perspectiva particular de la creación, en el mejor de los casos debe considerarse como un simple ejercicio de virtuosismo.

Dado que la producción -creación productiva- está ante todo al servicio de la constitución humana, debemos intentar que los aparatos (medios) que hasta hoy sólo han sido empleados con fines de reproducción, se apliquen con fines productivos."

Fragmento de László Moholy-Nagy, "Produktion - Reproduktion", en De Stijl num. 7 (julio 1922)

Los trabajos fotográficos en los que Moholy-Nagy reflejó los intentos de una "creación productiva" son pricipalmente el Fotograma (fotografía sin cámara) y la Fotoplástica, el primero de éstos, casualmente, fue desarrollado al mismo tiempo que el Rayograma de Man Ray en Francia. No interesa saber quién de los dos fue el primero en "inventar" el fotograma, ya que por más que la técnica sea la misma, los trabajos estaban sustentados en principios teóricos diferentes, en otras palabras, tenían finalidades diferentes. Mientras que el rayograma de Man Ray, reproductor de formas conocidas por el hombre de la época (debido a los objetos cotidianos utilizados para plasmar en el material fotosensible), se basa en los principios de la evocación, la anlogía y la asociación, todos ellos, comunes a la estética surrealista, el fotograma de Moholy-Nagy (chequear la página de la fundacion para ver trabajos) intenta abordar cuetiones esenciales del medio; aplica el dominio de las intensidades lumínicas para así demostrar el "milagro óptico del blanco y negro" que debe surgir "sólo de la radiación inmaterial de la luz, sin aludir a significados ocultos" y de esta forma llegar a una estética básica del medio, una estética de la luz.

2 comentarios:

blue bell dijo...

Funcionalismo.
Siguiendo con esto de la pronunciacion me acorde de que la profesora con apellido dificil de escribir, que me enseña algo de esto que acabas de postear, es santiagueña y ya que reside al parecer hace bastante tiempo en nuestra querida provincia sus "ssss" son, mezclandola con el acento tucumano, graciosisimas (vendria a ser como una z).
No te voy a preguntar otra vez cuantos años tiene tu hermano, pero siempre que entro a tu blog me termino acordando de algo. Ya sacaste bien las cuentas? jajaja

Dana Dolce dijo...

24